Home Capitulo III Página 39
Página 39



LA SÉPTIMA PUERTA

CAPÍTULO III

14-9-2005



Y seguido, mañana Dios dirá... Para los sordos, para los ciegos, para los que tienen sed de justicia,... A si, se me había olvidado que queríais información seria mientras me estaba comiendo el bimbo-Kao. En qué momento tienen que llegar la información.


Ruegos y preguntas. Las noticias se repiten cada día y todos las esperamos con interés, es bueno estar informados, saber lo que pasa por ahí; hay que ver las noticias que hay aunque sean las mismas. Porque lo mismo, siempre es lo mismo, o no, esto está cambiando, abre la muralla, tuntún quien es. Cierra la muralla. Si, si todavía quedan pechos descubiertos con senos desnudos, con pelos y barbas, con tupidos velos, con sueños repletos de esperanzas.


Y los atraviesan, y los avasallan, y les caen penumbras que ni imaginaban, y siguen sin verlo, sin  apenas nada y eso que es historia, es guerra pasada. Si aquello era cieno de quimera, esto sobrepasa hasta la sordera, que vienen en el aire, ni lo ves siquiera, y aquello que siempre mantenías alto para que se viera, viene y te lo quita, te deja en la tierra, junto arras de suelo, con lo puesto y eso, es lo que traemos, justa la inocencia, divina la infancia y luego el camino que siempre es el mismo, escalón delante para tropezar, en donde caímos, y cogemos más. Maldito enemigo que en la rueda injusta de nuestro camino, equilibra en tiempo, espacios, errores, y si traes virtudes, van y se las comen, para estar arras, sin que las cabezas se puedan alzar.


Esto es otra cosa, no quiero asustar, el mismo es el mismo, que te voy a contar, pero en estas últimas que ya están contadas y determinadas como quedaran, (Ruegos y preguntas luego) Lo puedes hacer? Si puedo, pero las preguntas luego... Nos va de sobrado y es el mismo incauto que un poquito ve, se encuentra en el hielo, en un iceberg.


Que grandes desgracias, que dolor tan cruel, que prisas, que gastos, que presión, que nervios, que montón de depresiones están al caer...? Y eso no es nada, porque las desgracias que caen para todos, también para él, dos y dos son cuatro, menos una tres, Padre Hijo y Espíritu santo, sobra uno, no lo ves. Que esto es el proceso, y tú que presumes, de lo que no es, que aun es poco lo que tienes, y nada lo que has de poseer.


Los espejos reflejan los rostros, los rostros se han de reflejar en él, y donde se esconda el pobre penoso que se ha de esconder, se verá la mugre que lleva y aquellos que en ella se encuentran tan bien. Y entonces que haremos, que harás, si el tiempo ha cumplido con prorroga por si de las sobras alguno obra bien. Qué precio pondremos a lo acontecido, a lo que ha surgido y a cambio de qué...? Porque los inocentes siempre podrán alegar su inocencia, pero tú y yo, y los que a tu lado están, que dirán...?


Éramos esclavos, fervientes y entregados hasta el punto de querer superarle. O no,  (Te llevaras lo que has traído y lo puesto, lo que has sembrado también) Según me han dicho y creo que es cierto pobre de aquel que ni tiene acceso a volver.


De los reciclados ya ni te cuento, como repiten el cuento del derecho y del revés. Y en medio y aun que no vean el resto mirándote. Ya poco queda, lo sé, y este punto y seguido que deje ayer, ya ves que te lo dedico, y aquellos que sepan leer, que si buscabas respuestas, referencias al porque...? si quieres te cuento una, dos y tres, las otras para otro día, para los que de verdad les vaya bien.