Home Capitulo IV Página 65
Página 65



LA SÉPTIMA PUERTA

CAPÍTULO IV

18 de Marzo de 2008



Casi no lo puedo creer, desde el año pasado ya han pasado tres meses y hoy que quería escribir…  la santa, santa, santa semana,  lloverá o no lloverá pero en nombre de quien dijo que ninguna imagen represente mi nombre, hombres vestidos de negro con capuchas para no ser reconocidos golpean los bombos y las espaldas de los pecados pecadores, dispuestos a seguir igual para después volver a golpear la imagen de la cruz sobre los hombros desnudos de las imágenes sagradas.


Quería escribir sobre los espacios que se van… en la osadía de predecir a que hora pasa el butanero y no saber a ciencia cierta a qué precio está el gas,  o como ayer o antes de ayer… por las nubes.


Y me encuentro con la irresponsabilidad de haber dejado de escribir en la séptima puerta durante casi cuatro meses, como he podido, como es posible, que haya podido causar este desplazamiento de responsabilidad en esta  pausa “tragicopolitica” “ espiritualeconomistica,”  sin ni siquiera haberme dado cuenta del descuido y vosotros, si vosotros esperando el pan sagrado de las sagradas escrituras del nuevo entendimiento que os…


Y una leche,  vosotros sois los responsables de lo que necesitáis oír para seguir por donde seguir sin seguir a la razón, vosotros sois los que queréis  aprender para esquivar, esconder, eliminar las huellas de vuestros propios pasos culpando al predicador que parte el pan y lo convierte en carne, (carne para comer) y vierte el vino y lo convierte en sangre, (sangre para beber).


Bajo la responsabilidad de la bandera del respeto a todo aquello que debe ser respetado y en primer lugar a mí mismo, porque no lo hacéis vosotros primero…


Santo, santo, santo varón nacido de padre y madre que encarna la cabeza del cordero degollado para redimir pecados inventados para hacerlo peor, y los sagrados pisoteados y despreciados en nombre de quienes nombran el nombre de Dios…?


Hoy quería predecir que todo se va por la borda, que este mundo como en el diluvio universal tiene los días contados, que el que viene le importa un carajo todo…


Y todo lo que hemos tenido como referente entre los que nos quieren confundir y seguir engañando y lo que tiene que venir que ni se puede imaginar, vamos “zancatraspies” niño listo, esto no está, esto no lo veo, esto no me sale, esto no está bien y como estaba tampoco, dime tu a qué hora pasa el tren  que yo me voy con él.


Treinta mierda monedas para un judas que está en los dos lados y yo como en el poema tirando escombros sobre mi tejado. Si crees con esto que puedes ganar habito en la carne como tú y el peso materia que viene detrás suma y sigue en vez de restar  y te vas a quedar colgado en el tiempo y pidiendo pan.


Los míos los tengo contados, los tuyos ni saben que están…    Cuando acabe esto y vuelva a empezar te diré lo mismo y seguirás igual.