Home Editorial Editorial: Jesús Pérez Marqués
Editorial: Jesús Pérez Marqués

01/02/2010

En momentos de crisis es cuando hay que realzar el animo para seguir manteniendo la moral y las ganas de emprender nuevos proyectos por ello nosotros desde aquí animamos a que no baje el ritmo de vida que nos hemos ganado generación a generación y no decaigamos en la labor de seguir luchando para mantenerlo.

Como reflexión decir que gracias a que la mayoría y fuera de sus posibilidades han mantenido el ritmo de vida sin importarles la crisis aun que sea endeudandose ha hecho que este país pese a la mala gestión de sus políticos pueda mantener la esperanza de salida y no el caos en la depresión donde nos han llevado.

Así que nosotros desde la revista primacía animamos a seguir manteniendo el ritmo pese a las dificultades por que es la única forma de salir de esta crisis mientras entra un poco de sentido común a todos aquellos que si están en la posición de hacerlo.

No queremos entrar en quienes han sido los responsables por que todos han participado desde sus diferentes posiciones en mantener códigos de éticas donde sobrevivir en lo nuevo establecido ha sido fuente y causa de la sinrazón que ha endeudado al gobierno autonomías y ayuntamientos por encima de sus posibilidades.

Y ni siquiera en el despilfarro que unos y otros han echo de los erarios públicos. Supongo que en el tiempos de las vacas gordas todos hemos estado por encima de nuestras posibilidades y se nos ha permitido entrar en una dinámica de vida que era difícil mantener si cambiaba el sistema como ha sido, pero el propio sistema ha sido el responsable de que a nivel personal cada uno aya barrido para su tejado perdiendo equilibrios de estabilidad que estaban garantizados y podían mantenerse pese a la crisis.

Y eso hay que decir que quienes han tenido y tienen la sarten por el mango son y han sido los más responsables por que el ciudadano de a pie tan solo ha cogido lo poco que le han dejado o lo mucho que en sus posibilidades podían coger.

Creo que es difícil estar en una posición y hasta la forma de llegar a ella crea una serie de anomalías que una vez dentro se someten a propios sistemas que es difícil no caer si se quiere mantener esa posición y sobre todo y lo más importante la propia condición humana dentro de la misma posición ha sido la culpable en una mayoría de casos en la ambición personal, llevemos la en la dirección que la llevemos para caer en bajezas humanas que ni siquiera ninguno de nosotros podemos decir que no haríamos lo mismo en las mismas circunstancias.

La democracia ha traído un sinfín de libertades, y a la vez un precio que pagar. Lo malo lo vamos eliminando poco a poco, lo bueno es que poco a poco se va a ir eliminando, pero mientras tanto deberíamos tomar lecturas de todos nuestros errores que en la causa y efecto de lo que provocamos y en la capacidad cultural que hemos adquirido nos va a pasar una factura continua detrás de todos nuestros pasos.

Invito a seguir edificando nos dentro de la Democracia y en los beneficios que a través de ella podemos conseguir, pero sin dejar de pensar que el mundo es patrimonio de la humanidad y todos tenemos derecho a un mundo mejor.

Y sobre todo, mantener aquellos que ya tenemos y hemos conseguido por nuestra forma de vida sin dejar de lado todos aquellos que han quedado atrás.

Jesús Pérez Marqués